//
Actualidad

La Estrategia del Miedo

La estrategia del miedo
Colaboraciones – Asturias
Escrito por Gonzalo Botas
viernes, 01 de octubre de 2010

GABINO DE LORENZO TIENE MIEDO, resulta más que evidente que ya no es el “único gallo del gallinero”, y ello a pesar de que como Saturno, ha ido devorando a sus hijos, en una antropofágica carrera por mantenerse incuestionado.
Los que no ha devorado, han ido creciendo, y según maduran, se hacen indigestos, carne dura de res experta, permítaseme el simil. “Felechosa”, cuyo ascenso en el Pp muchos no compartimos en su día, ha dado una lección de hombría a esos muchos que lo único que tiene son años de militancia. En ocasiones los Miura son mansos y aparecen cuadras sin pedigrí pero con casta.

¡Chapeau Al Sr Arias Cachero!, que ha demostrado una hombría, entereza y valores que son necesarios en el Pp. Resistencia y fuerza que le serán necesarias, pues Gabino es tenaz.

Lo decíamos ayer, o eran cómplices de sus irregularidades, o esto estaba preparado, parece que él lo confirma hoy. Y si los hechos son así, que aparentan serlo, si realmente Gabino ha encargado a Reinares que bucee en los expedientes para buscar irregularidades, haré una precisión que no ha hecho Arias Cachero,

“Art. 175 CP, La autoridad o funcionario público que, abusando de su cargo y fuera de los casos comprendidos en el artículo anterior, atentare contra la integridad moral de una persona será castigado …” Y el artículo anterior que cita, el 174 CP, a pesar de la torpeza semántica con que está redactado, “Comete tortura la autoridad o funcionario público que, abusando de su cargo, y con el fin de … o de castigarla por cualquier hecho que haya cometido, o …., la sometiere a condiciones o procedimientos que pos su naturaleza, duración u otras circunstancias, …., atenten contra su integridad moral. …”.

Esos preceptos del Código penal tiene como fin evitar la desviación de poder, y sancionar a quien valiéndose de sus facultades de autoridad o funcionario público, aproveche esta para atentar contra la integridad moral de una persona; y ya digo, al margen de que hablar de tortura es una torpeza semántica del legislador, resulta más que obvio que si un concejal –autoridad- ha abusado de su cargo para indagar en un expediente al que un particular no puede acceder de esa forma, y obtener información con la que atentar contra la integridad moral, tendría encuadre en dicha figura penal. Y sin duda, más aún, porque atentado a la integridad moral es la imputación de la comisión de infracciones que se calificasen abiertamente, en un primer momento, como delictivas, aunque luego se matizasen irregulares. Más grave si esta resultare falsa.

Cabe preguntarse, con la Ley en la mano, si un concejal hubiera hecho eso, digo el bucear en los expedientes, no sería también una infracción administrativa por haber accedido sin justificación a datos personales de los ciudadanos, y de los concejales, que están en ese expediente.

Así pues, sin imputar nada a nadie, pero si informando de la legalidad, el miedo que lo tengan ellos, que son los que no paran de cometer errores, alguno de ellos serán fatales, seguro, política y jurídicamente.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: