//
Uncategorized

20 años de la operación “Mani Pulite” en Italia

20 años de la operación “Mani Pulite” en Italia

El 17 de febrero se cumplieron 20 años de la detención de Mario Chiesa (PSI), se cumplieron 20 años de una operación que en Italia dejó al descubierto Tengentópolis, la mayor operación contra el “sistema” que recuerdo en Europa.

Fue un intento que no hemos de considerar fallido aunque poco después supusiera el advenimiento de Berlusconi. Indro Montanelli con más o menos erudición y de forma equivocada justificó la corrupción como necesaria en la democracia, aunque en pequeñas dosis. Eso nos lo muestra hoy Grecia, en grandes dosis, que se debate entre la democracia y el rigor, como si ambos fuesen incompatibles.

Pero tanto Indro Montaneli, como Clemenceau estaban y siguen estando equivocados; sin acudir a formulaciones teóricas muy enrevesadas, baste con decir algo que es sumamente simple: “Las conductas desviadas son producto de la libertad humana, son errores en el ejercicio de la libertad, y como tales errores deben ser simplemente corregidos, y es en la falta de esa corrección necesaria donde aparece la corrupción, pues un robo o un soborno no es corrupción, corrupción es la tolerancia con el delito por quien debe corregirlo.

La corrupción existe, como el delito existe. Los decentes existen y los corruptos también.

La corrupción es siempre un problema de la justicia y de los jueces, no es un problema de la sociedad, sino de sus vigilantes y de quienes administran justicia. España no es un país de delincuentes porque existan delitos, Grecia no es corrupto porque existan tramposos, Italia tampoco; España, Grecia o Italia serán países poco confiables o corruptos sólo si la administración de justicia no cumple con sus obligaciones y persigue a esos delincuentes que roban, sobornan, corrompen y se corrompen.

La operación “Mani Pulite” terminó con muchos en la cárcel y hasta con un Primer Ministro exiliado; por contra , el AVE, Filesa, Matesa, el Gal, terminaron en falso, sin castigo a los culpables últimos.

Cuando Betino Craxi calificó a Chiesa de vulgar mangante no podía suponer que él mismo terminaría exiliado; en España nunca se buscó a la cabeza, sólo a los peones. Es cierto que Italia tenía experiencia en mafias y acabó con más de una. En España todavía no hemos cerrado ni uno sólo de esos procedimientos completamente, me acuerdo de la famosa frase “ni Flick ni Flock”; pero también tengo presente la Gürtel, Mercasevilla y los EREs de la Junta de Andalucía.

Y sin irme tan lejos, tenemos en Asturias casos de sobra que deben cerrarse no en falso, de grandes y pequeñas corrupciones que deben ser investigadas hasta el final, porque cuando la justicia tolera un pequeño caso de tráfico de influencias, una cuenta paralela de un consistorio, un pago no aclarado, etc, está dando pié a la impunidad que genera propiamente la corrupción.

Sólo hay corrupción cuando el delito queda impune.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: